Varios trailers de HP6

Loading...

7/11/08

El hurón




En muchos sentidos, los hurones son como gatos que nunca crecen. Son energéticos, curiosos y sin embargo, son mucho más sociables que los gatos, y les gusta jugar con sus dueños. Dicen que los humanos domesticaron hurones por la curiosidad que despertaban; sea esto cierto o no, su curiosidad es mayor que su sentido común y esto hace que sus posibilidades de supervivencia en nuestro entorno sea bastante limitada (muchos mueren explorando y reclinando sillas sin el conocimiento de sus dueños).
Los hurones son la tercera
mascota más frecuente en Estados Unidos, después de los perros y gatos. Se ha afirmado en ocasiones que los hurones atacan a los niños pequeños, pero esta afirmación es falsa o al menos posee muy poco fundamento. En proporción, los hurones causan muchos menos daños que los perros o gatos.


Los hurones son expertos en colarse por los agujeros de los armarios, las paredes, o detrás de los electrodomésticos, donde pueden resultar heridos o incluso muertos por los cables eléctricos, los ventiladores y otros artículos peligrosos. Las sillas plegables son una auténtica trampa mortal para ellos, pues se suben con frecuencia sobre estos muebles, plegándolas después y muriendo aplastados por ello. Por estas razones es necesario tomar una serie de medidas en el hogar antes de adquirir un hurón como animal doméstico, como retirar o asegurar cualquier aparato o mueble peligroso o tapar los posibles agujeros repartidos por la casa. Muchos dueños optan por recluir sus hurones en una jaula durante la noche o mientras se ausentan de casa.


Los hurones son obligatoriamente carnívoros. La comida para gatos no proporciona normalmente las proteínas o la proporción de grasas necesarias para el correcto metabolismo del hurón, aunque el alimento de alta calidad destinado a los gatos más jóvenes puede ser utilizado durante un tiempo si la comida específica para hurones no se encuentra en ese determinado momento. No obstante, la abundancia de alimentos de baja calidad en la dieta del animal no son apropiados para éste. Cuando se lea la etiqueta, los tres ingredientes más abundantes deben ser derivados cárnicos, pues los hurones no pueden digerir correctamente los compuestos de cereales usados en las marcas más baratas de alimento para gatos. El alimento del hurón ideal contiene un 32–38% de proteínas y un 15–20% de grasas (el origen de las proteínas del alimento del hurón debe proceder siempre de carne, no de soja o plantas similares). Aunque un alto contenido proteico es esencial, si éste es mayor del 38% puede generar ocasionales cálculos renales y obstrucciones urinarias en los hurones más viejos. A la mayoría de los hurones les encantan los dulces como pasas y mantequilla de cacahuete, pero tales caprichos se les deben dar sólo ocasionalmente, pues incluso una cantidad pequeña de azúcar puede ocasionar a veces anomalías en el funcionamiento de las glándulas suprarrenales y el páncreas, donde se produce la insulina. A pesar de que los productos vegetales pueden proveer a los hurones de ciertos elementos y una dieta variable, el hecho de que su aparato digestivo sea relativamente corto impide que puedan extraer mucha energía de ellos, y por esta razón deben ser sólo un suplemento, y no una alternativa, a su dieta habitual


Los hurones pasan la mayor parte del tiempo (de 14 a 18 horas al día) durmiendo, pero cuando están despiertos son muy activos, dedicándose a explorar su alrededor de forma exhaustiva. Los hurones son animales crepusculares, es decir, que son más activos durante el amanecer, el atardecer y parte de la noche. Si están enjaulados, deben ser sacados de forma diaria para que hagan ejercicio y satisfagan su curiosidad; necesitan al menos una hora y un lugar de juego. Los hurones, al igual que los gatos, pueden utilizar una caja (preferiblemente esquinera) para realizar sus deposiciones con un poco de entrenamiento, aunque es necesario tener cajas en distintos cuartos porque no la buscarán si les queda lejos. Los hurones son también buenos inquilinos del patio trasero y les encanta que les acompañen en el jardín. Sin embargo, no se les debe permitir vagar libremente; los hurones son audaces al punto de la insensatez y exploran cualquier agujero que encuentren, incluidos los desagües para la lluvia y las bolsas de las personas. Siempre que se encuentren en el exterior deben ser vigilados de cerca, y preferiblemente sujetos por una correa con arnés.


Los hurones son animales muy sociables y a la mayoría les encanta jugar con los humanos. El "juego", desde el punto de vista de un hurón, puede ser algo parecido al escondite o más bien una forma de representación de la caza en la cual el ser humano debe capturar al hurón, o el hurón intenta morder a los humanos en los dedos de manos y pies. Al igual que un gato juguetón, los hurones no muerden de verdad a sus compañeros humanos la mayoría de las veces, sino que agarran suavemente un dedo de la mano o el pie con la boca y luego ruedan alrededor de él. Por el contrario, los hurones que han sufrido malos tratos o están heridos morderán firmemente al ser humano. Los hurones tienen unas mandíbulas extremadamente fuertes y pueden atravesar con facilidad la piel humana. Una vez correctamente educados, sin embargo, los hurones muerden muy raramente a los seres humanos. La mayoría de los juguetes para gatos funcionan bien con los hurones. No obstante, los que están hechos de caucho o de espuma se deben evitar, pues los hurones pueden masticarlos y tragar trozos pequeños que ocasionan obstrucciones intestinales. Cuando los hurones están particularmente estresados, pueden realizar la danza de guerra de la comadreja, caracterizada por una serie de frenéticos saltos laterales acompañados de un grito característico similar a un ¡Dok, dok, dok!.


Los niños pequeños deben ser vigilados cuando se encuentran con hurones, ya que a menudo piensan que un hurón es un simple animal de peluche que pueden estrujar cuanto quieran, sin darse cuenta de que en realidad lo están estrangulando. El animal suele reaccionar retorciéndose, arañando, o, cuando ya está totalmente desesperado, mordiendo con fuerza. No tiene por qué haber nada malo en que un niño juegue con un hurón, siempre y cuando exista un control por parte de los adultos, como en el caso de cualquier otro animal.
En el
Reino Unido, los hurones se usan a veces para capturar las ratas y ratones que infestan las casas. Estos hurones cazadores de roedores se conocen como hurones galgo debido a su menor tamaño y capacidad para desplazarse rápidamente por espacios estrechos. Algunos dueños de hurones cazadores entrenan a sus animales para que sean muy agresivos; por tanto, un niño que haya tenido un contacto previo con hurones domésticos puede correr peligro cuando se encuentra con un hurón criado de forma no doméstica o simplemente irresponsable, como ocurre con cualquier otro animal.


Los hurones son animales extremadamente sociales, a los que les encanta jugar con otros miembros de su especie. A menudo se amontonan unos sobre otros cuando duermen. Es recomendable que en caso de tener hurones como mascotas, sean dos o más preferiblemente tres hurones a la vez para no exponerlos a la soledad. No obstante, tampoco hay nada malo en poseer un solo hurón, siempre y cuando reciba sus porciones de tiempo, atención y juegos por parte de su dueño. Algunos hurones juegan también con gatos domésticos.


Los hurones necesitan una serie de cuidados. Las uñas deben ser recortadas y su pelo cepillado con cierta regularidad. Deben visitar al veterinario al menos una vez al año. No hacer caso de lo primero puede causar problemas, difícilmente reconocibles, de sobredesarrollo, pudiendo hacer daño al hurón sin el conocimiento del dueño. Si un hurón se comporta de manera distinta a la habitual, deberá ser llevado al veterinaro.
También es importante limpiarles las orejas, con algún producto para desincrustar cerilla especial para hurones. Muchas personas utilizan aceite para bebé o productos originalmente diseñados para gatos. Sin embargo, se recomienda siempre consultar con el veterinario antes de aplicar cualquier producto. Con ayuda de un poco de algodón, se limpia con cuidado la oreja cuidando de no introducir nada en el canal auditivo.
Los hurones deben ser vacunados contra el virus del
distémper canino(Moquillo), mortal para ellos. La mayoría de los países requieren también la vacuna contra la rabia, aunque no hay casos documentados de contagio de rabia a los humanos por parte de los hurones.
Hablando de otra cosa, aquí en México puedes conseguir hurones en +KOTA, los venden a 1840 pesos, pero... ¿Ustedes tienen un hurón?

3 comentarios:

Dani con i dijo...

Hola otravez soy yo me gusta mucho que te gusten las mascotas por k yo soy amante de ellas quisiera tener una pitón en mi casa y un cocodrilo m, gigante en mi cuarto y si se puede una anaconda cuídate mucho y recuerda que me gusta tu blog y cuando yo publik mas cosas en el mío pasas por mi blog!!!! Ah!!! El hurón es una bonita mascota para todas las edades y también quiseiera tener uno.

saske21-2 dijo...

Oye que sepa solo puedes tener la pitóm. Los cocodrilos y las anacondas son como si pudieras tener bacterias de mascotas.

Alan dijo...

Señores, muy interesante la información de los hurones. Unica cuestión, NO COMPREN EN +KOTA, ya que los animales EN GENERAL (no sólo los hurones) no tienen los papeles necesarios pedidos por las autoridades mexicanas, incluso, se tienen que fijar que el hurón que quieran TENGA EL TATUAJE DEL CRIADERO, mismo que generalmente no traen los que comercializa +kota.
Acerquense a PROFEPA para asegurarse de los papeles y cuestiones que debe cumplir el animal y el vendedor, ya que de no cumplir con la normatividad, un inspector de PROFEPA les puede quitar al animal, les impondrá una multa que llega a los 2 MILLONES DE PESOS, y 10 años de carcel SIN DERECHO A LIBERTAD BAJO FIANZA. Por eso insisto, busquen que la tienda cumpla con TODOS los requisitos de ley. AH, POR ÚLTIMO, +KOTA dice que los papeles que da son los que se necesita, pero no ha sido así, por lo que les suplico que se informen bien.